9/19/2008

De vuelta en Chile

Sí, me pegué una escapadita el día 4 de septiembre y regresé este 18 de septiembre. Nuestro destino: Barcelona.
La primera escala fue en Sao Paulo, donde un escáner de maletas divisó una tesora, yo insistía no tenía ninguna tijera, la oficial insistía que sí y cuando dijo que parecía escolar, recordé el estuche de mi hijo y como era escolar la dejaron pasar.
La entrada a la unión europea la hicimos en la segunda escala: Milano, lo primero que se nos dijo fue: primera vez en Europa (el pasaporte estaba en blanco) y el tono era de sospecha, pero como teníamos un montón de papeles que acreditaban que no queríamos quedarnos allá, pasamos sin problema.
Nuestro primer susto fue con una maleta que demoró mucho en aparecer y justo cuando la fuimos a pedir a la oficina correspondiente, llamaron ahí que la habían encontrado perdida y nos la entregaron.
Llegamos el 5 de septiembre a medio día a Barcelona y nos esperaba la mujer de mi primo... no la conocíamos pero ella nos reconoció enseguida.
En Barcelona estuvimos hasta el día domingo 7, entonces vino mi segundo susto porque llegó la hora del bus a Granada y mi esposo no aparecía (andaba en un Foro al que había sido invitado), sin embargo, yo no estaba dispuesta a perder pasajes y hotel, y decidí irme sola y que él se fuera después y nos encontrara allá, pero cuando ya había que subirse al bus, apareció y viajamos toda la noche.
En Granada tomamos un autobús para el lado contrario y nos hicieron un citytour improvisado antes de llevarnos al "hotel". Dormimos dos días en una Casa-cueva del Sacromonte para después viajar a Málaga donde sólo estuvimos una noche y tomamos un bus a Algeciras, límite sur de España. Aquí tomamos el Ferry que hizo vomitar mucho a Darío, a Tánger (Marruecos) donde no dormimos, sino que tomamos el tren nocturno (11 horas) a Marrakech. En Marrakech estuvimos 3 noches en un Ryad (hotel) de la mezquita, y en uno de esos días nos escapamos a Essaouira en taxi, 3 horas de ida y 3 de vuelta.
De Marrakech tomamos el tren a Casa Blanca, donde dormimos una noche pues de ahí salía el avión a Barcelona para ya volver a Chile.
Sin embargo, perdimos el avión a Barcelona, y tuvimos que tomar otro, a Valencia donde pasamos la noche en el aeropuerto y de madrugada tomamos un bus a Barcelona donde después de almorzar volvimos a Chile, obviamente pasando por dos escalas: Rome y Sao Paulo.
Tras este aglutinado viaje me doy cuenta de que el mundo no es un pañuelo, y de la increíble capacidad de adaptación que tiene el ser humano a las zonas horarias, los viajes, los lugares, las personas, las costumbres, los olores, las comidas y... en general a los cambios.
Ahora siento que tengo tanto que contar. Pero no tengo fotos porque se me quedó la cámara con tarjeta y todo, en algún avión (supongo) así que tendré que hacerlo de a poco, lenta y descriptivamente.
Salu2.
continúa...

7 comentarios:

  1. pero que entrete lo de tu viaje!!!, maravilloso. y que bueno que tu y tu familia disfrutaron de esas mini vacaciones!!!!

    oye que lata lo de tu camara. pues no veré esas maravillosas fotos de españa!!! buuuuuuuu

    Cuidate y saludos

    ResponderEliminar
  2. que!!! en serio se les quedo la camara??? yo q soñaba con q algun dia como pudiente familia pequeña de clase media decidieran cambiarla por otra más tecnologica y me regalaran esa a mi :'(
    lo peor es q no tienen fotos, demonios despues d lo que m contaron queria puro verlas..

    ResponderEliminar
  3. Hola Ticha!!
    pero que viaje te mandaste!!
    me alegro por uds!
    pero uta que lata por las fotos!! eso tenia ganas de ver las lindas fotos de los lindos lugares..
    espero que haya sido un viaje agradable
    cuidate y besos

    ResponderEliminar
  4. Que enviadia!, que hermoso viaje, te felicito las fotos no importan tanto como la maravillosa experiencia
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Viole: algo encontré ara que veas, pero no es mucho.

    Ingrid, jajjaa que risa, ruega porque algún fax llegue a buenas manos entonces.

    Loren@, ni me digas, que tengo tanta pena de las fotos.

    Diana: con eso msmo me consuelo yo,con que laexperiencia vale más, pero a ratos recuedo algunas que tomé pensando en alguien en particular a quien le podría gustar y es que casi ninguna foto la tomo para mí... y me da una pena-rabia.

    Salu2.

    ResponderEliminar
  6. Super bonito el viaje, como relatas cada viaje que hicieron pareciera que anduvieron mas viajando que nada.
    Lastima lo de las fotos espero las recuperen para que tengan todos los recuerdos, el mundo no es un pañuelo verdaderamente, pero a lo mejor se aplica eso de que pequeño es el mundo y la recuperan la camara.
    saludos
    xime

    ResponderEliminar
  7. Gracia a tu capacidad narrativa lo de las fotos pasa a ser algo secundario (sólo un testimonio gráfico),cuando empiezas a contar las andanzas en el viejo mundo. Sigue haciéndolo en la medida que el tiempo te lo permita, así todos nosotros podremos viajar imaginariamente a esos lugares que por lo pronto se ven bastante inalcanzables y si la suerte o las circuntancias se prestasen para que algun día lleguemos a concretar un viaje de esas características tendremos algunos conocimientos y nociones de lo que significa ello.

    Roberto

    ResponderEliminar