1/18/2008

Y los deseos si se cumplen


Cuando adolescente decía: no debo pedir deseos porque se me pueden cumplir y de seguro no van a ser como los imagino.
La cosa es que el martes pasado se me cumplió uno y claro que tuvo pequeñas consecuencias no planeadas.
Hace un mes y algo atrás escribí el post CICATRICES que como siempre mezclaba varias cosas y terminaba con el siguiente párrafo:
Ahora tengo una pregunta para la gente ingeniosa ¿Por qué no existen las fruterías como existen las confiterías?
Lo único que ofrecen en los buses, terminales, paraderos, peajes y qué se yo, son pasteles, galletas, dulces chilenos, papas fritas y bebidas (incluyo ahora las playas con sus cuchuflies y palmeras). (...) Es una desgracia tratándose de un país agrícola y con una población poco saludable.
Y bueno, mi deseo fue cumplido, y en Patronato nos encontramos (Karla y yo) con un hombre que con un carrito vendía frutas. A $600 la bandeja de fruta picada con servicio, a $200 la rebanada de sandía y también tenía duraznos y cerezas, todo limpio listo para llegar y servir.
Parecía una excelente idea, y yo saltaba de alegría porque era lo que había imaginado, pero resulta que una se chorrea toda y se complica mucho, sobre todo porque el azúcar de la fruta se hace pegajoso. Lo que se vuelve un entretenido espectáculo para los transeúntes.
En fin, igual es estupendo comerse una fruta bajo 34º de temperatura y eso, ojalá se ponga de moda y todos cambiemos alguna golosina callejera por una fruta.

9 comentarios:

  1. Si he visto esos puestos donde venden fruta "al paso". Aunque no lo creas, hay en varias partes, uno de ellos estsá en la esquina de Salvador con Providencia, el tipo vende bandejitas con un surtido de frutas bien buenas y frescas.
    El "chorrearse" es parte del paquete.

    ResponderEliminar
  2. Tengo una picada en San Martin con Compañia donde venden pinas !!! y por trozos!!!!
    Que buena tu foto !!!!

    ResponderEliminar
  3. En todo caso y con lo ricas que son las sandias :)

    saludos cordiales
    Karlo

    ResponderEliminar
  4. ñam, ñam se me hace agua la boca del solo pensar en mangarme una sandia.............. QUIERO COMER SANDIA!!.
    Y que bien que tus deseos se cumplan Tichita.
    OYe a ver si esta semana paso de lo dicho al hecho y te pego el cuernofono tan avisado.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. mm que riko!!... independiente de los incomodo que pueda ser comer una fruta, bkn que hay gente que se atreve al cambio..


    Suerte y buena semana!

    ResponderEliminar
  6. Cercade mi casa..paradero 13 de vicuña hay un puestop donde venden hasta las uvas que se desgranan en bolsa.increible como arrasan.
    con la tremenda sed que tengo y viendo esa sandia jugosa me entro algo en la garganta.

    toy seco.

    voy por una sand...
    mejor una cerveza.


    p:s:
    quecurioso.yo converse con tu tio en la fiest del os abrazos..intercambiamos un par de palbras medias frias je,je.supiera las gueas que he dicho

    ResponderEliminar
  7. Oooohhh, que rico, la sandía es mi mayor pecado y comerla fresquita bajo un sol pegajoso...nada mejor. Yo siempre soñé con lo mismo, cómo alguien acá en la playa no va a vender frutita picada, sólo encuentras jugos que chorrean de azúcar. Asociémonos?

    ResponderEliminar
  8. obvio que con mucho cuidado.
    Pero si hay agua cerca, se puede poner uno un poco "cerdito", total, despues se lava.

    Ciruelas frías y maduras...
    platanos y frutilla...
    manzana en rodajas y demás


    ada quien conoce sus lugares para sus gustitos.

    chau.

    ResponderEliminar
  9. mmmm que rico...No sabes como ahora con -10C y nieve se hecha de menos ese calor agobiante de Stgo!!!
    ...y a mi, que soy frutera me encantaron los cuchuflies de la playa!!!

    ResponderEliminar