2/22/2010

los cambios no son mi pasión

Hace algunas semanas instalé mis telas y máquinas en un taller que antes fuera exclusivamente de cerámica y ahora también será en parte mío y de mis telas. Sin embargo, y a pesar de que me encanta la idea, me ha costado convencerme del todo de que ahora está todo allá y que cada vez que quiera crear algo en tela debo tomarme 15 a 30 minutos en ir hasta el lugar.
El taller, es de una compañera de la carrera de Pedagogía que es licenciada en arte y trabaja preferentemente el mosaico y lleva por nombre Taller Índigo.
No sé que va a pasar si encuentro trabajo en Pedagogía de educación tecnológica, creo que como siempre mi primera profesión va a quedar relegada.
Por último, lo mejor es que el depa quedó más holgado, con más espacio y por lo mismo más "vivible".

1 comentario:

  1. Me gusta mucho tu trabajo... Y los cambios siempre son para mejor... besitos

    ResponderEliminar