1/04/2009

De 7 a 12... el sol inunda todo mi dpto.

El sol es un amante que por meses nos acompaña incondicionalmente y nos tatúa la piel, por esto, cuando en otoño nos comienza a ser infiel con el otro hemisferio, para luego reemplazarnos, nos deprimimos, nos encerramos, nos cubrimos muertos de frío.
Es un duelo amoroso que vivimos año a año, cada vez que nuestro alegre y vital pero fastidioso compañero de verano nos abandona, hasta que se borra el tatuaje que nos ha dejado, liberándonos y haciéndonos perdonar y suavizar los recuerdos, acentuando los buenos, diluyendo los malos.
Es tan fuerte el sentimiento de tristeza que su ausencia nos provoca, que aunque hayamos estado sedientos bajo su regazo o nos haya dolido su tatuar al final del invierno, estamos listos para volver a caer en su juego. Y cada primavera esperamos inocentes, dispuestos a sus encantos.
Ticha 04/01/09.

1 comentario:

  1. Tichaaaaaaaaaaaaaaa
    ERes una poeta nata!!
    Ademas de todas las gracias educativas, creativas, maternales que ya cuentas.............. ademas, ademas eres una poetizaaaaaaaaaaaaaa
    TE IDOLATRO!!

    ResponderEliminar