12/12/2006

???

Lloro, lloro y lloro. Se podría decir que desde que llegué no he parado de llorar. De pronto Darío se da cuenta y eso me tortura. No se decir que sin tener cargo de conciencia. Pero lo he dicho.
Tengo la mala costumbre de querer estar bien con dios y con el diablo. Tengo el diablo adentro y a dios rondándome, o quizá al revés.
La vida es complicada cuando hace calor, el cielo está nublado y el aire se corta con cuchillo. Seguro alguien se ha suicidado. Sin embargo, nadie es culpable de todo eso tenlo claro. Si tuvieramos alas ¿existirían los celulares?

4 comentarios:

  1. En esos días abochornados siempre parece que va a temblar.
    Y a veces tiembla.

    ResponderEliminar
  2. Dos cosas:

    1. Eres hermosa fisicamente y;
    2. Noentendi nada de lo que escribiste.

    Soy de los que no entienden poesia, de aquellos que solo entiendes cosas directas, de aquellos que aman la buena mesa, una botella de vino y tener amigos alrededor conversando sin parar.

    Saludos.

    PD: Por eso que me gustan los numeros y los tarros.

    ResponderEliminar
  3. Esos días así son para matarse, no me gustan, tiene como un dejo de, devastación... no sé.

    En fin, cuidate.
    Me gusta tu blog a pesar de lo poco que he leido, seguire indagando en tus escritos.
    Espero verte pronto en el mio.

    Adios.

    ResponderEliminar