10/01/2006

Se fue Septiembre...

Que Jan esté prácticamente todo el día en la casa, para nosotros como para toda pareja, tiene sus ventajas, pero también: me vuelve loca.
Me pasa que me da por tomar el "mando" y empiezo a disparar órdenes como metralleta, a cada rato me descubro administrando las diferentes tareas domésticas, una simple "postura de mesa” para tomar once por ejemplo, se transforma en un trabajo en equipo donde yo… ¿yo? Que nunca fui líder, llevo la batuta y mientras me dispongo a realizar el máximo de cosas en el mínimo de tiempo, voy dictando qué, quién y cómo lo haga. A pesar de lo eficiente que resulta esta “moda familiar” igual me estresa o me “chorea” no sé. Es como si esta postura que voluntaria o mejor dicho, inconscientemente tomo, me termina sobrepasando.
Por otro lado, la permanente estadía de Jan en casa no me deja tiempo para postear, porque aún sin trabajo formal, tiene papers y cuestionarios para encuestas y otros que desarrollar, así como también, CV’s que enviar.


Bueno, después de este pequeño paréntesis de desahogo exagerado, voy al verdadero asunto de mi post; y es que septiembre siempre es un mes especial lo que se da principalmente porque es muy contrastante con los meses que lo anteceden.
Aquí voy a exponer algunas actividades que pasan por nuestras vidas como verdaderos relámpagos cada septiembre, y de igual modo otras que empiezan su vida anual a partir de cada septiembre. ¿Se entendió?

Se fue septiembre y se llevó:
Las comidas exageradas...
Los huasitos...
Las chinitas...
Las cuecas...
Las presentaciones diciocheras...
La presencia policial omnipresente...
Los Te Deum...
La busqueda de lo colonial...

Y nos dejó:
Los algodones...
Las flores...
Los moscardones, las abejas...
Y los Muggitos en gloria y majestad...
Etcétera.

5 comentarios:

  1. Y deja el hígado pa la cagá, resfríos por centenares, deudas impagas, etc.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. se te olvidaron las excentricidades como despertar a la gente decente a las 12 d la noche con la cancion nacional a todo chancho para poner una bandera espantosamente gigante en el jardin de la casa.

    jajaja m acordé q para un 18 tenia a la juliana (la gata d la casa) en brazos y sali al jardin, justo en ese momento sopla uno d esos vientos de septiembre q tanto disfrutan los volantineros y hace q se mueva DOÑA BANDERA..ni t cuento como m quedo el pecho y los brazos con los arañazos de mi gata por escapar, debe haber pensado q era algo asi como un halcon mutante come gatos


    Para mi septiembre y mis inexplicadas vacaciones de más d 1 semana me dejaron completamente fuera d ritmo en esto de la medicinizacion.. y pago las consecuencias..mm ah si..tengo q seguir estudiando para variar un poco

    ResponderEliminar
  3. jajaajaaaa ingrid sí es verdad, tu papá es un caso aparte y tendría que dedicar un post exclusivo a sus excentricidades diciocheras que la verdad me hacen mucha gracia.

    Salu2

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que el líder (o LA líder, pa que no te enojes) la llevas dentro. Lo que pasa es que hablas muy bajito. Pero siempre has sido de armas tomar!!

    Lo que pasa es que eres feminista y gruñona!

    Con respecto a septiembre, de acuerdo con Pommiez. Más allá de los problemas al hígado y recto, hasta el día de hoy estoy con un resfrío de mierda que no termina.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. ...paseando por mi correo encontre esta dirección...que bonitos retasos diesiocheros...saludos a tu jente...
    LA_MONI

    ResponderEliminar