4/13/2006

me pone feliz el color gris.

Ayer mientras hacía el aseo del balcón, sentía el "olor a lluvia" y en todo mi cuerpo se sentía la ansiedad y la tensión que esto producía... un deseo indomable por ser "llovida", humectada, hidratada... y ese aire húmedo y ese olor a limpio y esa brisa fresca... que me desconcentraban nostálgicamente de mi intermianable labor...
Desde que vivo en Santiago valoro mucho los días grises y tengo estas sensaciones... en Temuco pasaba todo desapercibido.

6 comentarios:

  1. Yo habría deseado que hubiera llovido 5 días seguidos sin parar, aunque eso hubiese significado que mi pieza se inundara.

    Como viví 18 años en el desierto más árido del planeta, para mí la lluvia sigue siendo maravillosa. La amo. Pero esas gotitas cagonas que caen de repente, más encima mientras duermo, no tienen sentido.

    Prefiero que llueva de día y con cuática. Hasta cambian las conversaciones con los colegas en el trabajo!!

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, es una burla de parte de la lluvia caer cuando nadie o casi nadie la ve... yo le tengo pica.

    ResponderEliminar
  3. el parcito...perece que escriben sólo para uds dos...

    a mí me agrada la lluvia, nada mejor que caminar bajo ella, alzar la mirada cuando todos la esconden como si con eso evitaran mojarse...

    cuando me vine de Temuco, situación que quise evitar de todas formas pero fue imposible, lo que más extrañaba era el olor a humo de esa ciudad.
    el mismo humo del que uno alegaba porque la ropa y todo quedaba impregnado y cuando regresaba a mi casa todos me decían que: "andaba pasada a humo"...ese mismo, que debes en cuando siento acá en concepción y que me hace viajar kms apresuradamente y me veo de nuevo caminando por avenida alemania.
    ese olor a humo, era sinónimo de que había una estufa prendida o que en la casa de alguna amiga la cocina a leña nos estaba esperando con algo rico para comer...eso me gusta del sur, que la vida circula todavía alrededor de la cocina y ahí se reune la familia y se conversa sobre el día...yo tuve varias familias, unas más duraderas que otras...las de mis amigas sobre todo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Andreita mía, feliz de leerte, estoy juntando $ para ir a verte. ¿Me dejas no? :D
    Yo extraño de frentón la lluvia y el viento helado (que odiaba estando en Temuco) ese viento que parece que hace caso omiso a nuestra carne y nos toca directamente a los huesos. La estufa no, me cargaba prenderla, prefiero el gas.

    ResponderEliminar
  5. el gas es demasiado tóxico, prefiero la leña, si el cacho es encenderla sin prender la casa, es k nunka he sabido como, mi papá lo hacía y de vez en cuando nos ahumamos, tuvimos cuasi incendio, jjejjje
    sobre venir claro...no hay problemas...te traes el mate...besos

    ResponderEliminar
  6. Demás,... esta vez me llevo el mate (para conversar) y los chocolates (para el ánimo)y un legui (para el frío) y la cámara y al Darío (para algo servirán :D).

    ResponderEliminar