3/18/2010

De dolores, insomnios, reflexiones y reformas educacionales

El 21 de enero me quitaron el dispositivo intrauterino que desde diciembre de 2000 traía conmigo. La verdad es que en la convivencia habitual con mi útero no hubo ninguna diferencia si se puede expresar así. Sin embargo, lo que cambió fue que mi primer mes post dispositivo, fue de 30 días y no 28 como lo era religiosamente durante la "Era DIU". Lo más trágico fue este mes, el que resultó ser de 35 días y que me trajo contracciones dolorosas que no me dejaron dormir por horas. La última vez que había tenido dolores de esta índole tenía algo más de un mes de embarazo, ahora mi hijo tiene 9 años y 4 meses.
Entonces enrollada en mi dolor dentro de mi cama, pensé: cómo la naturaleza puede causar tanto dolor... en seguida, se me vino la imagen de la destrucción dejada por el terremoto y posterior maremoto y bueno, "repensé mi pensamiento" y mi dolor se volvió una dolencia, una molestia.
Al instante recordé que el doctor que me atendió durante el embarazo me había preguntado si tenía dolores durante las menstruaciones y se los adjudicó a un ovario poliquistico que tenía y que con las hormonas del embarazo debía sanar. Luego del nacimiento de mi hijo las imágenes decían que ya no había quistes. Lo curioso es que hace muy poco me hice imágenes y tampoco aparecieron quistes, lo que me hizo replantearme mi razonamiento sobre el poder de la naturaleza hacia "la ignorancia humana" puesto que, por lo visto, yo no conozco lo que realmente sucede dentro de mí y aún más importante durante mis 13 años de escolaridad (sin incluir las universidades) nunca tuve una Unidad Didáctica sobre Geología y más específicamente sobre tectónica de placas y otra sobre prevención de riesgos, viviendo en un país construido sobre un límite de placas que no se conforman nunca con el lugar que ocupa cada una.
No recuerdo ahora quien fue que durante los días posteriores al terremoto dijo que en Chile debíamos tener la iniciativa propia de advertir que un terremoto de la magnitud del último produce maremoto y que después de lo sucedido siempre debíamos recordar lo que había que hacer.
Mmmmh, a ver... ¿se puede apelar a la memoria de todo un país cada 20 años y esperar que no suceda lo que ahora sucedió? O sea, dicen que el ser humano es un animal de costumbre pero para acostumbrarse debe haber rutina y al menos para mí un terremoto no es parte de la rutina. Tengo 31 años y es el primer terremoto que vivo, si hubiese estado en la costa durmiendo de madrugada, difícilmente en 3 minutos habría podido apelar a la memoria... además qué memoria ¿histórica, congénita...? No, eso no tiene sentido.
Acá se necesita urgentemente un cambio curricular que incluya dentro de los programas de estudios estos temas de manera transversal porque no se sacaría mucho si deciden preparar una unidad sobre la teoría geológica para la educación media por ejemplo. Probablemente debiera integrarse a Comprensión del medio natural, social y cultural para el primer ciclo, a Estudio y comprensión de la naturaleza para el segundo ciclo y a Historia y Ciencias sociales en media, que aunque tiene ese nombre abarca algo de geografía.
Ahora si a mi me preguntan yo le regalaría 45 minutos semanales a prevención de riesgos.

3 comentarios:

  1. Que gran idea....!!!Estoy de acuerdo contigo

    ResponderEliminar
  2. Hace un tiempo que se me habia perdido tu blog, ahora recien cache como entrar por esas cosas que salen en tu FB
    Me sorprende un poco lo que escribes, médicamente me refiero, se supone que el dispositivo genera una reaccion inflamatoria del tejido que reviste por dentro al utero y en consecuencia la mayoria de la usuarias presentan algunos efectos adversos: prolongación de las reglas en duración, magnitud y dolor e irregularidad menstrual.. y a ti te pasó lo contrario, lo otro que aprendí en gine es q las mujeres que sufrian de dolores menstruales, despues de su primer hijo, ya no los sufren. El útero con guagua se ve obligado a aumentar su irrigación, forma vasos nuevos que no desaparecen y en los ciclos posteriores no hay tanto dolor, en tu caso.. será que la inflamación te hacia bien porque actuaba en sinergia con el aumento de irrigación post-Digo (inflamación tambien aumenta irrigación) y que cuando quitaste este estímulo volviste al dolor?...chananana chananana
    Lo de los quistes sí que es normal.. varios de ellos son de "juventud" y desaparecen con los consecutivos ciclos menstruales o la edad (tay vieja Bea, lo siento) :P

    ResponderEliminar
  3. Ingrid, mis últimos ciclos han vuelto aser de 30 y 28 días y no hay dolor nuevamente. No tengo idea por qué...

    ResponderEliminar