10/11/2007

Sólo por provocar.

Ayer me tomé un café. Casi nunca lo hago, pues me provoca dolor de colón. Ayer, después de una mañana en la Quinta Normal con el curso de mi hijo y volvernos a pie, estaba en estado vegetal y me provocó la exaltación o entusiasmo que necesitaba para preparar unas "diapos" para hoy. Fue estupendo.
Lo que le quita lo placentero a la vida es la rutina, lo que se hace muy a lo lejos se disfruta más. La novedad provoca más.

10 comentarios:

  1. Hola Ticha...
    concuerdo contigo, las cosas que uno hace a lo lejos se disfrutan mas.

    cuidado con ese colon y gracias por tu voto

    Monchito

    ResponderEliminar
  2. uy
    yo sin mi café mañanero no vivo

    eso si que de grano...no al nescafé!

    ResponderEliminar
  3. Yo no tomo café, salvo mini-excepciones... pero una vez me envicie por un fin de semana con un cafe de trigo brasileño... jajaja

    EN fin, besitos

    (^.^)

    ResponderEliminar
  4. Qué rico es el café... y qué rico es salir con los hijos...auqnue un poco agotador


    besitos

    ResponderEliminar
  5. Si no tomo cafe no llego a las 17.00 PM....soy un poco adicta y le hecho MUCHA azucar (pero mucha mucha!!!).

    Noto que es segunda vez que nombras la Quinta Normal. Si no me equivoco fue alli donde vivi mis ultimos anios en Chile!

    saludos,
    Lena

    ResponderEliminar
  6. monchito no te preocupes que se cuida solo.

    sinseso te cuento que el que me hice el día miércoles era supuestamente de grano, Haití, lo tengo hace más de un año y de vez en cuando preparo.

    Bueno lorena sáez parece que andamos parecidas con el café.

    Diana la verdad creo que desde que Darío estaba en el jardín que no salía con un curso de él.

    Salu2

    ResponderEliminar
  7. Lena te cuento, existen: Quinta Normal la comuna y Quinta Normal "lo que va quedando de la quinta en si", ahí hay como cuatro museos (Ferrioviario, Ciencia y tecnología, Natural y Contemporaneo), una piscina, una escuela de artes, una laguna, juegos infantiles, un carro biblioteca, un jardín infantil, una facultad de veterinaria y una estación terminal de metro donde hacen exposiciones (como la de juguetes que antes mensioné) y proyectan películas (como el ciclo de cine infantil que fuimos a ver con el curso de mi hijo)y realizan tertulias (los miércoles sobre literatura).
    Lo bueno de ir por esos lados que además están muy cerca: la Biblioteca de Santiago, el Centro cultural Matucana 100, el museo Artequin y no sé que más.
    Y Está relativamente cerca de donde vivo, a media hora caminando.
    Eso... salu2.

    ResponderEliminar
  8. Es realmente hermosa la quinta Normal... y asumo que soy algo adicta al café, pero últimamente he estado tomando sólo té, ando medio mal del estomago y me da un susto tremendo que se me habra la ulcera... sería caotico ahora...

    pero el cafe es muy rico!!!

    Gracias por las felicitaciones... lo pasé muy bien en el paseo...

    Cariños Viole

    ResponderEliminar
  9. Ticha

    ya estoy de vuelta, y feliz de leer tus historias de nuevo. Sin duda la rutina es la culpable de todo, mata el espiritu.
    Me parece que tu hijo debe estar feliz que de verte a ti en estado vegetal, porque ese esfuerzo fue por él y verlo feliz, esas son historias que el recordará-y tú también - por mucho tiempo más.

    ResponderEliminar
  10. Yo no te puedo decir si me gusta salir con un hijo o no, jaja. Hay algo que nunca te he dicho:

    Creo que con Darío nos llevaríamos re bien. No sería "amor a primera vista", pero habría buena onda.

    Yo me tomo 2 café al día. En las mañanas lo necesito sí o sí. Y en la tarde es más bien para acompañarlo con un chocman, o un galletón, o lo que sea, y seguir ganándome la vida.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar