2/06/2007

Vuelvo I

Todavía sigo en el sur. Me vine el 24 de enero para ir a acampar cerca de Cunco con mis padres y mi hijo. Luego me quedé en Temuco a esperar a mi marido y sus padres que llegaron el 1 de febrero, para ir a Valdivia.


Supuestamente hoy continuaba con mis suegros hasta Rancagua y luego sola con mi hijo hasta Santiago (Jan se fue anoche por motivos de trabajo). Sin embargo, Darío se puso algo lloroncito porque según él no quiere seguir el viaje de vuelta en auto, sino que quiere tomar un bus mañana o pasado para viajar durmiendo de noche.Primero me dio tres motivos:
-Que quiere dormir en el viaje.
-Que quiere viajar solito conmigo (sabe por donde atacar)
-Que quiere estar uno o dos días más con sus abuelos.



Luego agregó que quiere llegar directo a Santiago. Obviamente son sólo excusas, pero de que existe un motivo por el cual no quiere irse hoy en auto, existe. Aparentemente ni él lo tiene claro.

Él está con sus abuelos desde el año nuevo (unos días antes). Y yo estuve con él hasta el 7 de enero, luego cuando me despedí, se puso algo inseguro de seguir aquí el resto de sus vacaciones, como él mismo había inventado.
Claro que, esa inseguridad se disipó en seguida cuando quedó solo y empezó ha hacer cosas distintas, hasta que un día hablando conmigo por videochat, vio sus juguetes y la inseguridad volvió.

A mí que me carga movilizarme, prácticamente me da lo mismo. Por un lado, si me voy hoy en auto, voy más relajada, menos pendiente de la situación, aunque debo reconocer que me dan algo de lata dos cosas:


-Dejar tan abruptamente a mis papás.

-Pasar además por Rancagua, como que ya estoy añorando establecerme en mi odiado dpto.

Si me voy mañana o pasado de noche en bus, es más estresante, debo saber donde dejo las cosas regadas para no perder nada en el bus, etc. (detesto enumerar cosas desagradables), pero voy a estar en mi odiado dpto. en un “abrir y cerrar de ojos”.
Además da tiempo para que mis papás se despidan. O será más traumático para ellos.

Al final me he quedado, sólo serán un par de días. En fin…he aquí un par de fotos, o dos, quizá tres.

4 comentarios:

  1. Jaja. Todo un tema a partir de los caprichos inocentes y simpáticos de Darío. Está entrete la selección de fotos. ¿Diagramas en DW y lo montas después?

    Sí, es una pregunta básica pero soy tan curioso!!

    No me quedó claro al final si estás en Rancagua o en el sur o dónde. Pero sé que te queda poco para volver a tu "odiado" depto.

    Yo, por mi parte, me escapo de Santiasco a alguna playa de la IV región (también me han llovido los cambios de planes) este sábado y por 15 días.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Están preciosa las fotos, me alegro que pudieras estar con tu familia también.

    Lo de tu hijo es muy simpático, hasta a una le suele pasar... ¿me voy hoy o mañana? ¿me quedo unas horas más?, debe estarlo pasando muy bien... Lindo él.

    EN fin, espero que cuando llegues a tu 'odiadio departamento' estés satisfecha de haber disfrutado las vacaciones.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. A mi me tinca q dario quedo medio traumado con el viaje d vuelta desde valdivia porque veniamos todo apretados y el tristan durmiendo encima d todos y molestandolo con las patas.. dario se paso todo el viaje empujandoselas pa tener más espacio
    Tb despues d una semana con abuelos compartidos tal vez queria puro aprovechar más sus abuelos sureños personalizados
    Pucha m queria terminar d tomar mi té verde q ya está helado pero le cayó un bicho..demonios

    ResponderEliminar
  4. Asi no mas son las cosas cuando una se va de la casa paterna, volver despues es una alegria mezclada con nostalgia indefinida que a ratos nos impide el razonamiento y queremos estar aqui y alla al mismo tiempo, pero finalmente comprendemos cual es nuestro lugar y entendemos que podemos ser felices.

    ResponderEliminar