2/26/2007

Balanceado... hasta con final feliz.

Desde la vuelta de “mi pequeño tesoro”, la cosa va sin mayores sobresaltos. Es como él mismo dijo: como si hubiésemos vuelto en el tiempo y él nunca hubiese estado ausente.
El sábado compramos un escritorio o estación de trabajo de esas que vienen para armar, fue todo un rollo armarla, estuvimos todo el domingo en función de ello. Lo bonito es que ha organizado bastante esta habitación, además todo quedó al revés de cómo era y la luz que entra me afecta menos. Ahora hay que hacer algo con el escritorio y la silla que estaban aquí.
Tengo tantas cosas pendientes por estos días, y con tantos cambios que hemos realizado, todos los días parece que estuviéramos de mudanza.
Entre los pendientes, está por ejemplo, la lista de útiles de Darío, algunas costuras y ahora se sumó un accidente inesperado.
Resulta que ayer aproximadamente a las 12 del día mientras organizaba el closet de mi hijo, algo me falto ¿o me sobró? No sé, la cuestión es que fui a mi pieza y ahí ¿oí goteras? Imposible, al fin, miré el cielo raso y éste tenía una línea de lado a lado que precisamente pasaba por la ampolleta. La línea era efectivamente de agua (ahora es de pintura descamada) y dejaba caer gordas goteras. Prendí la luz (que chicharreaba) y vi sobre mi cama una laguna, sábanas, cubre, colchón, todo mojado.
-¡¡¡JAN!!!- grité en el acto. Y sentí que mi sangre hervía.
Maldito vecino del 20, era mi único pensamiento. El mismo que deja que sus múltiples hijos/as dejen caer todo tipo de papeles y semillas por el balcón (o terraza). Maldito, maldito.
-Llama al conserje- agregué, y éste nos comunicó que al del 20 se le salió la manguera de la lavadora, pero que ya tenía todo controlado. Que venga a limpiar aquí, pensé enrabiada.
Puse unas bolsas grandes sobre la cama… y bueno, retiré la ropa de cama para lavarla.
Los balances son: pintura quebrajada, colchón con una mancha y luz ¿? Por lo visto igual que siempre.
Al menos ya sé que el concreto con que hicieron el condominio tiene buen drenaje. Broma.
Y como tenemos piscinas… que más podemos pedir. También es broma. Sobre todo porque nunca la he ocupado.
Anoche no dormimos en nuestra cama, sino en los sofás, para que secara bien con el sol que ingresa de 7:20 a 10:00 am. Y creo que para esta noche la voy a cubrir por debajo de la sábana porque no puedo dejar de pensar en cómo estaba el agua.
Probablemente ahora voy a comenzar a escribir más, no porque vaya a tener más tiempo, sino porque voy a tener rutina y el "ocio va a tomar forma” y quien sabe, acaso el aburrimiento me dé más temas. Además mis amores vuelven a tener horarios fijos y me van a dejar sola, pero no se preocupen ni por toda la soledad del mundo voy a mirar a Lucho Jara.
He estado pensando en mi blog (qué novedad), que cumplió un año hace cuatro días, y he resuelto que lo más importante ahora, después de que mi objetivo principal de comunicarme con mi familia en Temuco ha sido destronado, es haber sido merecedora de tanta opinión femenina. No es que quiera ser condescendiente con el género, ni que quiera hacer sentir mal a nadie, pero es que a mí siempre me pasó (en lo web) que recibía mucho saludo masculino, mucho joteo, si se quiere; y en cambio, aquí se da una situación distinta. Aquí he podido conocer a otras mujeres “blogueras” que tienen vidas diferentes (a la mía), pero con sentimientos en común; así como también, sorprenderme con opiniones de personas con las que convivo pero que no me doy el tiempo de conocer mejor en la cotidianidad.
Considero que este ha sido el mejor regalo, un balance positivo que nace de un hobby que no esperaba ganancia alguna.
¡Ay! Qué feliz me siento cuando pienso en esto. Jajajajaa! No, en serio, lo que digo es cierto… creo que quiero premiar con este saludo la compañía femenina en mi bitácora y agradecer la masculina
.

4 comentarios:

  1. No. Las gracias son para ti, Ticha. ¡FELIZ CUMPLEAÑOS A TU BLOG!

    Para mí ha sido un año de diversión, entretenimiento y aprendizaje. Estuve viendo tus primeros posts y noto que partiste con la misma energía que muestras en este último post.

    No sé si te he contado, pero yo también me inundo en mi casa, a diferencia de que en mi caso es todos los años..... JA!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Feliz cumple blog!!! Hay que tener pasciencia con los vecinos no? Grrrr, que rabia cuando pasan cosas asi..


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Sólo que el agua con que te inundas chuqui sabes de donde cae :P

    marcel imagino como te enrabiarías.

    Salu2 y gracias...

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por este primer año, en verdad creo hay que tener algo de habilidad comunicacional para escribir como lo haces, y tambien algo de ingenio para describir en muchas ocaciones hechos cotidianos que para muchos son imperceptibles.
    De la vuelta de Dario a Santiago pa mi no fue como volver al pasado si no mas bien pasar de la exquisita compañia de cada día a dias de solitario, pero ya estoy comenzando a tomar otros rumbos y tendre los dias ocupados, esperando asi no extrañar mucho las visitas.
    Creo de inundaciones ya sabias, recuerdas cuando nos inundamos aca, bueno te dire que esa agua tampoco se puede definir como pura si no mas bien re impura, creo que tu vecino debio al menos pedir disculpas ojala y no se repita.
    un abrazo

    ResponderEliminar