7/03/2006

La visita de un pájaro tropical

9 AM y a medias despierto, sé de antemano que hora es, lo sé por la luz. Miro hacia mi lado y Jan duerme. Le abrazo y él reacciona. Es un día tan pacífico y es tan grato estar abrazados. Entonces un estruendoso choque de plumas se oye contra la ventana.
-¿Qué fue eso? –pregunta Jan.
-Debe ser uno de esos pájaros que se enamoran de su reflejo, como es que se llaman…
Se vuelve a oír, como si terminara de golpearse o algo así. Me enderezo y ahí está una verdadera ave tropical.
-Mira es muy hermoso –digo.
-Sí, lo es.
-Llama a Darío… Darío ven.
-Algún vecino perdió su pajarito.
-Así parece.
-Debe ser de cerca, o no habría caído aquí.
-De acá arriba, del veinte tal ves.
Me enderezo, lo miro de cerca y el ave no mueve un músculo, me imagino que ha caído de arriba y esta aturdido.
-Quizá deberíamos entrarlo por mientras descubren que ha escapado. -Digo mientras me visto.
-Sí, puede ser.
-Quizá no esté en condiciones de volar y tenga miedo de caer.
-Sí, puede ser.
-Voy a tratar de entrarlo (yo cada vez más entusiasmada)
-No, no abras la ventana aún, que con la mano no lo vas a poder atrapar, mejor trae una caja con algún comestible, semillas puede ser y déjala ahí para que solo ingrese.
-Está bien. –asiento como verdadera cabra chica.
Entonces vuelvo con todo el arsenal (cámara incluida), les pido que se tapen bien (en la cama), abro por completo la ventana y saco mi caja la cual dejo sujeta a la ventana. El pájaro por su parte se aleja caminando despacito hasta el último rinconcito de la baranda, queda literalmente al borde del precipicio.
Pasa el rato.
Todos se levantan. Y Jan quien recién lo ve de cerca me dice:
-Por el tamaño yo en vez de llamar a conserjería llamaría al SAG, eso no es una catita.
- No pos, es bastante más tropical o exótico.
Luego sin embargo, avisa a conserjería que si alguien perdió su pajarito que lo venga a buscar.
Sigue pasando el tiempo y el ave sigue ahí inmóvil y apenas posada. Le hablo, convencida de que es una pobre mascota extraviada. Sigue inmutable y decido intentar agarrarla a mi modo, cuando sin mediar palabras se “echa a volar” gritando como condenada. Volaba como ninguna ¡Cuánta energía! Y me siento tan estúpida con mi caja por fuera de la ventana.
Ahora bien, si alguien conoce a Iván Arenas le puede preguntar ¿Qué pájaro con%&$# es este que hizo que me levantara a las 9 un día sábado?

¿De dónde es? Y sobre todo ¿qué diablos hace volando por Santiago de Chile como Pedro por su casa?

10 comentarios:

  1. un día sábado a las 9 de la madrugada?? ni loca me levanto, ni aunque me vida corra peligro, sobre todo si en la semana he dormido poco.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. pero si es una Carolina!!...(al menos pareciera, gatox lo sabe bien...) las venden en mascoterías..pobre bichito perdido...

    ResponderEliminar
  3. Sí, Carolina o Ninfa, macho, aparentemente. Lindo...

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, son aves de ornato y nada raras cuestan menos de 20 lucas. Se supone que pueden aprender a hablar. Yo quiero oir alguna!!!
    Seguro se escapó de su jaula... quién sabe dónde...
    Si es que aún lo tienes, comen semillas y frutas.
    Saludos,
    -Gatox

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias gatox.
    Justamente ayer, después de ver el comentario de tefy, busqué en ínternet que era realmente una carolina y ahí me enteré que proceden de Australia e incluso que en algunos lugares son consideradas una plaga. Me imaginé entonces que era una escena común verla encerrada por ahí.
    Lo que sucede es que yo no soy dada en lo absoluto a tener mascotas, de hecho en mi vida me he comprado una, nunca miro las mascoterías y me dan unos nervios atroz ver animales enjaulados o sacados de su ambiente natural. Ni los zoológicos los disfruto realmente. En parte los evito.
    Por eso me sorprendió tanto esta bicha.
    Gracias a ambas por responder.
    La verdad sí tenía ganas de saber de que pajarraco se trataba. Pero no, claro que no la conservo, sí nunca la pude siquiera tocar, salió disparada.
    En fin... sólo espero sea feliz mientras no se la coma una gaviota.
    :P
    Salu2.

    ResponderEliminar
  6. Chascona la Carolina, pero bonita.
    Me imagino la sorpresa.

    ResponderEliminar
  7. Es que como nunca he sido dada a las mascotas me sentía toda maravillada y extrañada.

    ResponderEliminar
  8. dile a mi bro q vea eso
    http://www.youtube.com/watch?v=b58R9ny_Dm8&search=daddy%20cool

    mientras no haya sido un pajaro entrenado por el loco d la plaza...

    ResponderEliminar
  9. ...BEA QUE TE PASO ESA MAÑANA...TAN CHASCONA SALISTE A LA CALLE???

    ResponderEliminar
  10. Jajaaaaajajajaa!!!!!!!!!! wena Moni, ya verás, ya verás.
    Salu2, te extraño amiga.
    Cuídate, besos.

    ResponderEliminar