3/08/2006

Manos de Mujer

Supongo que la mayoría de los blogs hoy hablan del Día Internacional de la Mujer, pero a mí no me resulta escribir un discurso formal y autorreferente, además aquí: En todas las Esquinas y Nuestro Club de Lulu, hay dos redacciones súper buenas.
Y como no me resultan las cosas cuando tienen ya un formato definido, les voy a contar que hice anoche.

No, no es censurable.
Se acuerdan del single: tus manos son tú / mil veces al día / manos creadoras / son manos de mujer…
Bueno con harina y agua, en la medida justa, resulta una masa de una textura muy agradable e inclusive más elástica que cualquier plasticina. Esta masa se puede trabajar con gran facilidad, y anoche nuestras cuatros manos, mías y de Darío, se pusieron “manos a la obra”.
Como yo soy muy cachurera (y no exagero) mantengo un stock de productos que, o caducaron alguna vez y no son tóxicos o son simplemente recolecciones mías; entre otros tengo: harina, lentejas, fideos, semillas, arenas de distintos colores y texturas, piedritas, plumas, bombillas, etc…
La verdad es que siento una debilidad extrema por los colores y las texturas. Me encandilan los colores de la calle, de las casas, de los árboles, del cielo, de las telas, de las verduras, en fin... de todo.
Así mismo, me enloquecen las texturas del pasto, de una chomba, de una nube, de un plato de tallarines, de una madera y necesito tocarlas, o mirarlas, plasmarlas, vivirlas.
Por todo eso, no me pude resistir a la tentación de jugar con masa. Meter mis manos en la harina y sentir su fría suavidad que así como se juntaba con el agua se iba volviendo pegajosa y tibia, y luego tersa y seductora.
Nada más que decir, con Darío hicimos “monos de masa” y los decoramos con fideos, semillas y lentejas. Nos quedaron preciosos, lo único que anduvo un poco mal es que a mí me salieron primero los “monos” y aunque no era una imposición él quiso hacer lo mismo y a buenas y a primeras no le resultó, y un poquito se enojó… pero al final fue estupendo.

La experiencia gratificante y lo que es mejor puedo postearlo aquí y sentir mientras lo hago, que lo que hice anoche es parte del pago por ser mujer.
¡¡¡Feliz día a TODAS las creadoras del mundo!!!!

Los textos son de Darío.

5 comentarios:

  1. Jaja!! Genial. Te imagino haciendo esas cosas. ¿Sabes? Con una mamá así, para un niño no es necesario ir al jardín o al colegio. Tal vez exagero, pero lo bueno es que tienes mucha imaginación.

    Y eso se nota más aún cuando hablas de la harina "tersa y seductora".

    Plop!

    Yo voto por ti. Me gusta cuando pones fotos y todo eso. Es un blog entrete. Saludos!

    Chuqui

    ResponderEliminar
  2. mmm... en una cosa tienes razón, con esa idea de aprender por su cuenta a leer, Darío que ahora pasó a kinder un poco se va a aburrir; pero tampoco soy así todos los días, es de vez en cuando no más.
    Además sin que los niños vayan a la escuela ¿cómo descansarían las mamás?

    ResponderEliminar
  3. Buenaidea la de experimentar experiencias creadoras con los hijos son satisfactorias para ellos y principalmente para las mamas que nos conforta entregar nuestro cariño, tiempo y saber que es tan bien recibido. Muy buena nota .

    ResponderEliminar
  4. oie ... eso son monos? parecen esas bolas de nieves con referente a navidad... ¿? plop!! .. pero bueno que sea lo que dicen que parecen jejeje.
    Es una terapia de relax leerte mi querida amiga Ticha.

    ResponderEliminar
  5. Oh! Que honor Ximena en mi blog... la reina de las actividades manuales o de otras índoles con los niños.
    Gracias por pasear por aquí.
    Besitos te quiero mucho....

    Julio: "monos" es una forma genérica de llamarlos. En Chile hasta a los dibujos animados se les llama así.
    ;)

    Saludos...

    ResponderEliminar